LOS SIMBOLOS PATRIOS

EL ESCUDO

El Escudo Nacional, al igual que la Bandera y el Himno, es uno de los "Símbolos de la Patria" y como tales se les debe guardar un gran amor y respeto. Aparece sobre la franja blanca del lábaro tricolor; tambíen se le puede ver grabado en el reverso de las monedas, bordado sobre la banda presidencial, impreso en la papelería oficial utilizada por el gobierno y en documentos como el pasaporte. La insignia nacional está representada por una águila parada en un nopal con una serpiente en el pico. El nopal, a su vez se encuentra sobre una piedra que emerge de las aguas. Está orlado en la parte de abajo por ramas de encino y laurel, símbolos republicanos, anudadas en el centro con un listón tricolor.

La historia del escudo nacional se inicia con el origen del pueblo azteca ó mexica. En un sitio llamado Aztlán ó "lugar de las garzas" localizado según algunos autores en una isla del delta del Río San Pedro llamada Mexcaltitán, donde vivían los aztecas "hombres del lugar de las garzas" quienes adoraban al dios Huitzilopochtli. Este los expulsó de su paraíso, les ordenó buscar un nuevo hogar y cambiar su nombre por el de mexicas. Por este motivo emprendieron el largo peregrinaje hasta que, siglos más tarde llegaron al lago de Texcoco. Hutzilopochtli les dijo entonces que buscaran entre los carrizales a un águila posada en un nopal que estaría devorando una serpiente.

Era el año de 1325 cuando los mexicas hicieron el prodigioso descubrimiento y se establecieron en el lago fundando la gran Tenochtitlán. El águila era un ave mítica entre los aztecas para quienes simbolizaba el sol mientras que la serpiente representaba la noche. Pero no sólamente este pueblo consideraba al águila un animal sagrado. Los huicholes la asocian al dios del fuego, es su madre; el dios Curacaveri de los tarascos tomaba en ocasiones la forma de águila.

En el escudo nacional el ave representada es el Aguila chrysaetos. Se trata de un ave de rapiña con plumas en la cabeza, patas cubiertas de plumas hasta el nacimiento de los dedos tipo garra; tiene pico ganchudo con bordes sinuosos. Construyen sus nidos en riscos muy altos e inaccesibles; se alimenta de conejos, liebres, cabras, patos etc.

La primera vez que el águila apareció como escudo nacional fue en 1821 después de la consumación de la independencia, cuando la junta provisional gubernativa ordenó la confección de una bandera tricolor (rojo, blanco y verde) con una águila coronada sobre un nopal, en el centro. A partir de entonces el águila se representa de frente ó de tres cuartos con las alas extendidas.

Durante la Guerra de los Tres Años (1858-1860) los liberales impusieron la figura del águila con la cabeza girada hacia la izquierda, mientras que los conservadores la representaron mirando a la derecha. En tiempos de la intervención francesa las tropas imperiales coronaron al águila y las republicanas suprimieron la corona.

El escudo de la bandera usada por Maximiliano representaba una águila coronada y de frente. En 1880, Porfirio Díaz ordenó un escudo con el águila de frente y las ramas republicanas. Fué hasta 1916 cuando, a instancias de Venustiano Carranza y más de acuerdo con las representaciones indígenas en códices, adopta la posición de perfil izquierdo que conserva hasta ahora.
 

 

LA BANDERA NACIONAL

A través de la historia de nuestra enseña nacional ha experimentado diversos cambios: los aztecas usaban como insignia un pendón en el que se representaban águilas y tigres; en la época colonial, el pendón virreinal estuvo notoriamente influido por el de Castilla, instituyéndose durante la gobernación de Don Alonso de Estrada, en 1530, el primer Paseo del pendón el 13 de agosto, para conmemorar en esa fecha la caída de Tenochtitlán, nueve años antes.

Al grito de Independencia, el Cura don Miguel Hidalgo, enarboló un pabellón de la imagen de la Virgen de Guadalupe; el Generalísimo Don José María Morelos enarboló varias, en distintas batallas y a la Consumación de la Independencia Nacional, en 1821, se añade la bandera de las Tres Garantías.

La Bandera Nacional, la insignia de la patria, fue creada el año de 1821. La adoptó el EjércitoTrigarante o sea el de las Tres garantías, una vez proclamado el Plan de Iguala. Tomando en consideración que los capitanes de la Independencia eran curas, como Hidalgo, natural era que adoptasen la imagen de una virgen por bandera, y que esta virgen morena, en contraposición con la virgen blanca de los Remedios que el virrey Vanegas declaró "generala" y amparo de los ejércitos realistas.

Iturbide fue realista, desde un principio había combatido la Independencia y después fue el consumador de ella. A él se debe el Plan de Iguala, uno de los más hábiles documentos políticos de nuestra historia, por medio del cual logró armonizar muchos intereses distintos y contrarios bajo la promesa de establecer TRES GARANTÍAS: la religión, la independencia y la unión. Los tres colores, que entonces se adoptaron, y que han venido a formar la Bandera mexicana, significaron, en aquel entonces: el verde, la INDEPENDENCIA; el blanco, la pureza de la RELIGIÓN, y rojo, UNIÓN (según los historiadores Leduc y Pardo).

Posteriormente, el Congreso Constituyente dispuso formalmente el diseño de la bandera de México: tendría tres franjas verticales, cada una de diferente color, la franja pegada al asta debía ser verde, la del centro blanca y la del extremo roja. En la franja del centro se encontraría el Escudo Nacional, el cual consistiría en un águila de origen mexicano, sin corona, que estuviera parada sobre un nopal, el cual crecería en una peña rodeada de agua. El águila debía estar posada sobre su pata izquierda, con la derecha agarraría una serpiente en actitud de querer despedazarla con su pico. Además debía estar enmarcada por los símbolos republicanos: ramas de encino y laurel.

El Escudo Nacional fue colocado inicialmente durante el Imperio de Maximiliano, cuando se adoptó una bandera que tenía el águila colocada bajo la corona del imperio francés. Luego, Porfirio Díaz ordenó que el águila se colocara de frente y con las alas extendidas. Posteriormente, el escudo fue nuevamente transformado por Venustiano Carranza, quién dispuso que el águila se colocara de perfil izquierdo y conservara las características con las que los mexicas habían concebido cuando descubrieron la tierra donde fundaría Tenochtitlan. Algunos presidentes han hecho cambios a la posición del águila, pero en general el escudo nacional quedó como lo diseñó Venustiano Carranza.

Los ciudadanos mexicanos en cualquier situación y en cualquier momento debemos honrar y respetar estos tres colores que unidos representan la patria misma.

Desde el 24 de febrero de 1937 se conmemora públicamente el día de la Enseña ante el monumento del General Don Vicente Guerrero, que fue el primer militar mexicano que juro bandera, en el célebre abrazo de Acatempan el 12 de marzo de 1821.

 

HIMNO NACIONAL MEXICANO

Se da el Nombre de HIMNO NACIONAL a la composición Literario-Musical que representa el amor del pueblo a su patria y que es adoptada por un país para que, junto con la bandera y el escudo, constituyan el símbolo de la nacionalidad. Generalmente estos himnos brotaron en momentos trascendentales, durante las luchas de los pueblos por alcanzar o defender sus libertades y su independencia, y expresan: sentimientos, ideales, anhelos, afirmaciones, al mismo tiempo que glorifican las hazañas de los héroes nacionales de cada país. Algunos himnos han surgido espontáneamente, al calor de la pasión o en el fragor del combate; otros han sido compuestos deliberadamente para estimular el amor y la lealtad a la Patria.

El Himno Nacional Mexicano nació durante el último gobierno del General Antonio López de Santa Anna, quién ordenó se convocara a un concurso Literario-Musical, "Para que haya un canto verdaderamente patriótico que, adoptado por el Supremo Gobierno, sea constantemente el Himno Nacional", como decía la convocatoria publicada el 12 de noviembre de 1853.

       El Jurado Calificador integrado por los escritores José Bernardo Couto, Manuel Carpio y José Joaquín Pesado, declaro que, hecho el estudio de todas las composiciones literarias presentadas, encontraron que la de mayor mérito era la amparada por el tema:

                                               "Volemos al combate, a la venganza,

                                              Y el que niegue su pecho a la esperanza,

                                               Hunda en el polvo la cobarde frente"
 

El autor de la composición premiada resultó ser el poeta potosino Francisco González Bocanegra.

Por lo que me respecta a la música, el Diario Oficial del 14 de Agosto de 1854 informó que una comisión de maestros de música habían examinado las composiciones enviadas al certamen, declarando que encontraban digna del primer lugar la que correspondía al lema: "Dios y Libertad", cuyo autor resultó ser don Jaime Nunó, músico catalán director de bandas militares quien tras de residir en la Habana, había llegado a México invitado por el propio Presidente Santa Anna.

Tras los arreglos y ensayos de rigor, la composición adoptada como Himno Nacional, fue interpretada por vez primera la noche del 15 de Septiembre de 1854, en el teatro Santa Anna, que poco después cambio su nombre por el del Teatro Nacional. Esta primera interpretación estuvo a cargo de una compañía de ópera italiana que se encontraba en México, dirigida por el maestro Juan Bottesini.

Inicio